Los tesoros inmobiliarios de los hombres más ricos del mundo

Junio 14 de 2020


JEFF BEZOS | El fundador de Amazon, convertido ya en el hombre más rico del mundo tras superar a Bill Gates el pasado octubre, cuenta con múltiples propiedades en todo el territorio americano. En Texas, es dueño de un terreno de 121.406 hectáreas (1.200 kilómetros cuadrados). En Beverly Hills (California), tiene dos casas; una adquirida en 2007 por 24,4 millones de dólares y otra el pasado julio por 13 millones. En Washington DC, Bezos compró un antiguo museo por 23 millones. En Nueva York, adquirió cuatro apartamentos en un edificio cerca de Central Park. Y en Medina, a las afueras de Seattle, cuenta con una propiedad valorada en 70 millones de dólares que es su hogar oficial y donde vive con su mujer (la escritora Mackenzie) y sus cuatro hijos.

Magnates como Larry Ellison, fundador de Oracle, cuentan en sus carteras con joyas inmobiliarias de enorme valor.

A finales de 2017, el magnate, filántropo y segundo hombre más rico del mundo, Bill Gates, destinó 80 millones de dólares a la compra de un terreno en el desierto de Arizona. El objetivo era la creación de una ciudad inteligente (smart city).

La unión de tecnología y negocio inmobiliario parece la combinación perfecta para el hombre que fundó Microsoft y que vive en una mansión dotada de inimaginables avances tecnológicos y valorada en más de 120 millones de dólares.


BILL GATES | Cuenta con una extensa cartera inmobiliaria, entre la que destaca una mansión en el estado de Washington completamente domotizada y que se valora en más de 120 millones de dólares. El fundador de Microsoft es también propietario de ranchos de caballos y otras inversiones a través de su sociedad Cascade Investments. La última apuesta del empresario ha sido la compra en Phoenix (Arizona) de un terreno de más de cien kilómetros cuadrados por 80 millones de dólares donde el objetivo es construir una ciudad inteligente ('smart city').

Las grandes fortunas de Estados Unidos combinan su apuesta inmobiliaria bajo dos fórmulas principales. Por un lado, invierten cantidades extravagantes en sus casas particulares. Por otra, buscan tesoros en forma de islas, ranchos o museos.

La gran excepción es Warren Buffett, el tercer hombre más rico de Estados Unidos, que sigue viviendo en la sencilla casa de Omaha (Nebraska) que compró hace casi sesenta años y que, según él, supone la tercera mejor inversión que ha hecho en su vida. En Omaha también se encuentra la sede de su empresa, Berkshire Hathaway, mediante la cual Buffett sí tiene grandes intereses inmobiliarios.

A través de Berkshire, Warren Buffett acaba de invertir 377 millones de dólares en la REIT Store Capital, convirtiéndose en su tercer gran accionista. Las REIT se corresponden con las siglas Real Estate Investment Trust, que identifican a empresas cotizadas en Bolsa que invierten en el sector inmobiliario. Berkhsire cuenta, además, con su propia franquicia inmobiliaria, denominada Home Services.


LARRY ELLISON | Las inversiones inmobiliarias de Larry Ellison, fundador de Oracle, incluyen tesoros como una isla en Hawai que compró en 2012, una propiedad en Rancho Mirage (California) valorada en 42 millones de dólares y una villa-jardín en Japón. Su última gran adquisición le ha llevado al lago Tahoe, en la frontera entre California y Nevada, donde Ellison ha comprado por 36 millones de dólares el Cal Neva Resort & Casino, que estaba en quiebra y es conocido por haber sido el hotel favorito del cantante Frank Sinatra. El empresario es dueño de otras propiedades en el lago Tahoe.

La mayoría de las grandes fortunas crean sociedades a través de las cuales canalizan sus inversiones. Gates, por ejemplo, es dueño de Cascade Investments, cuya filial Los Árboles Management gestiona directamente las participaciones inmobiliarias. Además del nuevo terreno en el desierto de Arizona y su mansión del estado de Washington (en la que se puede monitorizar por ordenador el árbol favorito del empresario, entre otros avances tecnológicos), Gates cuenta con ranchos de caballos y otras propiedades repartidas por todo Estados Unidos.

En el foco

Jeff Bezos, convertido ya en el hombre más rico del mundo gracias a Amazon, también es dueño de una valiosa cartera inmobiliaria. La búsqueda de una nueva sede en Estados Unidos para su compañía de comercio electrónico puso el foco en las propiedades del magnate. Entre ellas, destaca un antiguo museo en Washington D.C. que Bezos compró por 23 millones de dólares y un enorme terreno en Texas.
 


WARREN BUFFETT | Warren Buffett se ha alejado siempre del patrón de millonario. El presidente de Berkshire Hathaway sigue viviendo en la casa de Omaha (Nebraska) que compró en 1958 por apenas 31.500 dólares y que hoy se valora en algo más de 650.000 dólares. Siguiendo su filosofía conservadora, Buffett dice que es feliz allí y que solo se mudaría si pensara que iba a serlo en otro lugar. Esto no significa que no tenga otros intereses inmobiliarios. El financiero cuenta con participaciones en empresas del sector como Store Capital, mientras Berkshire posee su propia franquicia inmobiliaria.

A Larry Ellison, por su parte, le gusta sorprender con sus compras. El fundador de Oracle es considerado uno de los más ávidos coleccionistas de tesoros inmobiliarios, entre los que destaca una casa en Kioto (Japón) levantada en los terrenos del templo de Nanzenji. Su propio hogar, en Woodside (California), está inspirado en el palacio de un emperador japonés. Tardó nueve años en diseñarlo y construirlo. Su pasión por el país asiático se completa con un hotel que adquirió en la ciudad californiana de Malibú junto a socios como el actor Robert de Niro y cuyo rediseño ha sido planificado con inspiración japonesa.

La principal inversión de Ellison es, sin embargo, la isla de Lanai, en Hawai, que adquirió en 2012 por 300 millones de dólares a la empresa Landowner Castle and Cook, propiedad del empresario David Murdock. El cuarto hombre más rico de Estados Unidos no se cansa de buscar exquisiteces inmobiliarias y su última apuesta le ha llevado al lago Tahoe. Allí, a través de su sociedad Lawrence Investments, ha logrado luz verde para comprar el hotel casino Cal Neva Resort & Casino, que estaba en quiebra y que es conocido por haber acogido a celebridades como Frank Sinatra y Marilyn Monroe.


MARK ZUCKERBERG | La inversión inmobiliaria más alta que se conoce de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, fue la compra en 2014 de dos propiedades en la isla de Kauai, en el archipiélago de Hawai, por 100 millones de dólares. Según el empresario, la adquisición se hizo para "preservar la belleza natural de la isla". Zuckerberg vive en Palo Alto (California) en un inmueble que compró por 7 millones de dólares en 2011. Durante el año siguiente, invirtió más de 30 millones en adquirir las propiedades que rodeaban su hogar. También tiene una casa en San Francisco.

También Mark Zuckerberg ha optado por diversificar parte de su patrimonio en el sector inmobiliario. Según se desprende de las palabras del fundador de Facebook, sus apuestas van más allá de una simple inversión destinada a conseguir rentabilidad. El empresario compró, por ejemplo, dos propiedades en la isla Kauai de Hawai para, según él, preservar la belleza natural del entorno.

 

Fuente: https://www.expansion.com/

Blog de Pagina Web: https://www.expansion.com/directivos/estilo-vida/casas/2018/01/13/5a59127e468aeb7a5b8b45f0.html

Escrito por CLARA RUIZ DE GAUNA

Foto de Ingo Joseph en Pexels


©2020 easylat.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co